Atractivos Turísticos de la Región Tolteca

LAS CASCADAS RANCHO CAMPESTRE

 

Este hermoso paisaje se encuentre en Xochitlán de las Flores, cuenta con increíbles áreas para disfrutar de la familia y para practicar ecoturismo. Esta área ecoturística cuenta con cascadas y agua de manantial, bosque de ahuehuetes, sabinos gigantes, cañadas con microclimas, espacios perfectos para disfrutar de deportes extremos, practica el senderismo guiado o libre, pide un paseo a caballo para que puedas conocer gran parte del lugar o móntate a la tirolesa de más de 1800 metros de distancia a 100 metros del suelo, que te harán volar de emoción. Además si quieres hospedarte cuenta con 2 bonitas cabañas rústicas de piedra con gran capacidad, sala, comedor, mesa de billar y terraza con vista espectacular. 

AGUAS TERMALES de PARQUE ACUÁTICO LA CANTERA


Principal Parque Acuático en la ciudad, cuenta con una extensa área natural, Alojamiento, Restaurante, Lago natural, Kayak, Asadores gratuitos, Aguas Termales, Albercas, Toboganes y Áreas verdes para acampar.Es un Parque Acuático construido dentro de un cráter revestido de piedra cantera rodeado por la majestuosidad de la naturaleza viva, con un clima extraordinario y los beneficios del agua hipertermal (hasta 56ºC aproximadamente) en donde encontrarás un espacio para divertirte, relajarte y pasar un momento inolvidable al lado de tu familia y/o amigos. Ubicandose a tan sólo 45 minutos de la ciudad de México pasando la caseta México- Querétaro (en la ciudad de Tula de Allende, Hidalgo) y a tan sólo 5 minutos de la Zona Arqueológica de la cultura Tolteca.

ZONA ARQUEOLOGICA


La Zona arqueológica y Museo permanecen abiertos todos los días en el horario de 9:00 am a 4:30 pm; con un costo para el público en general de $52.00 excepto los días domingo donde es gratis, excepto para los extranjeros. Las personas mayores de edad, profesores, estudiantes y menores de 13 años, su entrada es gratis. El sitio fue un asentamiento dependiente de la capital teotihuacana en el periodo Clásico Temprano. El área que se conoce con el nombre de Tula Chico comenzó a ser modificada con la construcción de montículos y un juego de pelota hacia el año 650, cuando ya había cesado la influencia teotihuacana. Hasta aproximadamente el año 1,000 Tula no alcanzo su trazado definitivo, que abarco unos 14 kilómetros cuadrados de extensión, en los que vivían entre 32,000 y 37,000 habitantes. Conoce más en este enlace

PETROGRABADOS


Grabado en piedra, con las representaciones del Dios Quetzalcóatl y la Reina Xóchitl, conocida por su deslumbrante belleza y madre del último rey tolteca, ubicado en el Cerro de la Malinche. El petrograbado es el único códice de piedra, ya que según su posición representa a uno de estos libros semiabiertos. Encima del relieve se aprecia la fecha calendárica uno caña (Ce Ácatl), nombre del patrono de Tula. Bajo del signo aparece Quetzalcoatl ataviado con sus iconos de autoridad y poder, porta un faldellín recubierto por plaquitas y un cascabel colgado, usa sandalias y está parado sobre un especie de estera o petate como brasa de víboras que se menciona en el códex florentino, tras él, una serpiente emplumada que abre sus fauces sacando una larga lengua bífida. El rostro de dicho personaje fue mutilado por los mismos indígenas, que con un afán de recelo a la belleza Tolteca destruyeron toda escultura que se le ponía a la vista. La roca contigua representa una imagen Centeotl-chalchiutlicue o la diosa del agua del maíz, porta un rico atavio de chalchiutles y un faldellín casi borrado, destaca una superficie con símbolos espirales, agua y cuadrados con líneas interiores contiguas. Fuego en la mano derecha, porta a manera de cetro una planta de maíz con mazorcas en la izquierda, porta un bastón que identifica a la diosa sobre la cabeza se aprecia un elaborado rocado de plumas largas y abanicos de papel atrás del tocado salen líneas onduladas presentando el agua y al final caracoles y clachihutles.

CAPILLA ABIERTA


Creada por los evangelizadores de la orden Franciscana para lograr cristianizar a los antiguos toltecas, su singular forma fue con motivo de que los toltecas tuviesen curiosidad por ingresar al centro de la construcción y así acostumbrarse poco a poco a las divinidades y ceremonias.

MUSEO JORGE R. ACOSTA


El museo Jorge R. Acosta debe su nombre al arqueólogo mexicano que realizó trabajos en la Zona Arqueológica de Tula, durante los años cuarenta, este museo da testimonio de las exploraciones llevadas a cabo por Acosta, casi durante 20 años, abre sus puertas con nuevas instalaciones en noviembre de 1982. Este museo introduce a un panorama histórico-cultural del origen, desarrollo y decaimiento de los toltecas y la ciudad arqueológica de Tollan Xicocotitlan. La primera área nos muestra un panorama de la ubicación de la ciudad arqueológica, su extensión y principales sitios de captación y talleres de lítica tallada. La segunda área se refiere a los principales conjuntos cerámicos que se ha descubierto en la zona, comenzando con una diversidad de vasijas que pertenecen a la fase Coyotlatelco, toltecas y aztecas. La tercera área está dedicada al arte escultórico en piedra y cantera destacando atlantes, pilares, chacmooles, estelas, porta altares, portaestandartes antropomorfos y zoomorfos, bases de columna, lápidas, almenas, molduras de banquetas, cajas de ofrenda, figuras antropomorfas y zoomorfas. Mientras que la cuarta área se refiere a los dioses y después a las unidades habitacionales que se han excavado. En la quinta área podemos apreciar lo relacionado a los talleres de cerámica y lítica tallada. La última área se refiere a la ocupación azteca que Jorge R. Acosta descubrió sobre las ruinas toltecas.

SPA PREHISPANICO “Xóchitl” TEMAZCALES


El Temazcal aparte de ser una aportación cultural, nos brinda una serie de beneficios tanto terapéuticos en la psico-biología de nuestro organismo como existenciales del ser esta siempre presto a la cultura de nuestros antepasados, por lo que la idea de participar interactivamente en un ritual ceremonial tan bello y trascendental como lo es el Temazcal, con más de 500 años de antigüedad. En el Temazcal tenemos presente elementos de la antigua cosmogonía, desde su construcción hasta el significado de su aplicación. El Temazcal es un microcosmos reproduciendo las características del universo; El macrocosmos.

ANTIGUA ESTACIÓN DEL FERROCARRIL


Considerada como Monumento Histórico por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, la antigua estación del ferrocarril constituye un espacio histórico que nació durante el porfiriato y por varias décadas fue sitio clave para los habitantes de la ciudad que se dirigían a ciudades del norte como Juárez o Torreón; del occidente, a Guadalajara, y probablemente la ruta más utilizada, hacia la ciudad de México. El espacio que encierra cultura y nostalgia para la ciudad y sus visitantes recientemente fue cedido por Ferrocarriles Nacionales de México en Liquidación al Municipio de Tula de Allende, para su custodia.

ESTADIO 10 DE DICIEMBRE


El Estadio 10 de diciembre, ubicado en Ciudad Cooperativa Cruz Azul, Hidalgo, es un estadio multiusos construido en 1964,1 que actualmente alberga a los equipos filiales de Cruz Azul, como el Cruz Azul Hidalgo y el Cruz Azul Jasso. El estadio tiene una capacidad de 17,000 aficionados.

Este inmueble fue el primer reciento que el Cruz Azul usó en Primera División, de 1964 a 1971 (8 temporadas, si se toma en cuenta el torneo México 70). Consiguió dos títulos aquí (68-69 y México 70). En 1971 se mudan al Estadio Azteca de la Ciudad de México.

CATEDRAL Y EX-CONVENTO DE SAN JOSÉ


La Catedral de San José en la ciudad de Tula de Allende (México), fue originalmente un convento levantado por los evangelizadores de la orden franciscana durante la época de la conquista. Elevado a rango de catedral y dedicado al Patriarca San José. Está ubicado en la ciudad de Tula de Allende, estado de Hidalgo. Fue de los primeros conventos levantados en México y uno de los más representativos de ese periodo.

El Santo Padre Juan XXIII el día 27 de febrero de 1961 decreta la erección de una nueva diócesis en México con sede en la población de Tula de Allende, siendo hasta el 7 de septiembre de 1961 cuando se dio cumplimiento al decreto de erección de la Diócesis por el Delegado Apostólico de aquellas fechas, quien le dio el título de catedral al entonces templo parroquial Franciscano de Tula. Como todos los edificios levantados en este periodo, cuenta con gran atrio, de terraplen artificial. Lo cierra un muro almenado cuyo acceso es por un arco trilobulado, obra del siglo XVII. Al centro del atrio se ubica una cruz tallada en cantera sobre un pedestal, colocada para conmemorar la llegada de los misioneros franciscanos.

El templo, a semejanza de una fortaleza, cuenta con grandes muros sostenidos por catorce contrafuertes y noventa almenas, y es de una sola nave, típico de las construcciones religiosas levantadas en este periodo en México. La portada de acceso principal es sencilla. El estilo que domina el conjunto es plateresco, en su forma más sencilla. El acceso principal al templo es muy sencillo, de una sola portada, con arcos escarzados, pilastras con relieves, frontón curvo y ventana en el coro. Cuenta con un pequeño campanario en la parte superior izquierda de un solo cuerpo.

SALA GUADALUPE MASTACHE.


Esta Sala es de una sola planta y se diseñó como el punto de inicio para realizar el recorrido a la imponente Zona de los Gigantes de Tula, es un espacio que permite al visitante adentrarse de manera lúdica al mundo sorprendente de la Cultura Tolteca. La Sala de Interpretación “Guadalupe Mastache” debe su nombre a la arqueóloga mexicana que realizó un proyecto de mantenimiento mayor para la Zona Arqueológica de Tula, junto con el Dr. Robert H. Cobean entre 1992- al 1994, realizando el descubrimiento de la Coraza de Tula. Se trata de un espacio de orientación e interpretación donde se puede descansar, refrescar y admirar las esculturas más importantes que se han descubierto durante las exploraciones arqueológicas. Además, en esta sala se encuentra entre las esculturas un fuste de una pilastra donde está la figura de un guerrero con vestimenta de dios Tláloc y en contraposición Tezcatlipoca. Hay también diversos chacmoles, atlantitos y esculturas en cantera.

Una de las figuras que sobresale en el acceso es la de un jaguar, que fue descubierto en el poblado de San Francisco Bojay, se encuentra tallado en piedra basáltica, está en una sola pieza sobre una base de pedestal de forma rectangular.

SALA HISTÓRICA QUETZALCÓATL


La Sala Histórica Quetzalcóatl se ubica en pleno centro de la ciudad. Es un museo en el que se exhiben piezas prehispánicas y prehistóricas, pero además periódicamente presentan exposiciones fotográficas y pictóricas de autores locales y nacionales. Exhibe pinturas en óleo creadas por manos hidalguenses, además de algunas artesanías en su interior y una serie de colecciones fotográficas.

Este museo abre sus puertas en 1998 para mostrarnos piezas arqueológicas, pinturas, esculturas, fotografías, artesanías y más, que narran una parte de la historia de la región. Sus tres niveles tienen objetivos diferentes: el primero es para exhibiciones temporales, el segundo para las piezas arqueológicas de la cultura tolteca y el tercero para mostrar videos y dar pláticas. Por sus muros pasaron Benito Juárez, Porfirio Díaz y Álvaro Obregón.

PLAZA DE LAS ARTESANÍAS


Lugar de manos artesanas, en este sitio se comercializan artesanías como pulseras y collares de conchas, semillas y cuarzo; artesanías de obsidiana, máscaras hechas de cuarzo, réplicas de los Atlantes, chac-mool, entre otras.

El lugar al que debes dirigirte si lo que estás buscando es algo de artesanía típica de la localidad. En los múltiples locales encontrarás piezas elaboradas con yeso, barro, cuarzo, jade, concha, por mencionar algunos, hechos por artesanos hidalguenses. Ya sea que vayas con el objetivo de comprar alguna de estas piezas, o sólo de admirarlas, no dejes de visitar esta plaza. Algunos artesanos ofrecen talleres que quizás te puedan interesar.

MURAL “TULA ETERNA”

 

Obra del maestro Juan Pablo Patiño Cornejo, forma parte del patrimonio de la ciudad. En él se plasman imágenes de la evolución, desarrollo y cambios de Tula de Allende, desde la cultura tolteca hasta la llegada de los españoles a la ciudad. Costumbres, tradiciones, forma de vida y representaciones de la principal deidad Tolteca, Quetzalcóatl.

ANDADOR TURÍSTICO QUETZALCÓATL

 

Es el corredor que conecta al centro de la ciudad con el acceso sur a la Zona Arqueológica. Fue diseñado para que el visitante, en un agradable paseo, llegue hasta el centro ceremonial tolteca desde la Plaza de la Constitución o viceversa. Las curvas del piso simulan las de la Serpiente Emplumada (Quetzalcóatl) y vale la pena seguirlas, como parte del moderno ritual.

Visita Tula, estos son solo algunos de los atractivos por visitar